Icono flecha hacia izquierda Volver al inicio

UX Sprints

Cuando se trata de crear, nuestra prioridad es la colaboración. Para eso nos unimos a tu equipo e implementamos un proceso de 4 semanas que integra metodologías como Sprint y Design Thinking para crear mejores productos, más rápido.

Semana 1: Research

Antes de empezar a trabajar sobre el producto en si, nos enfocamos en definir una AMV (o audiencia mínima viable) a la cual apuntará tu producto.

Implementamos distintas metodologías de research para luego generar modelos de Buyer Persona y Customer Journey.

El objetivo de la semana 1 es no sólo definir una audiencia mínima, sino también prototipar a las personas que forman parte de ella, y entender cómo se comportarán frente al producto.

Semana 2: Creación y validación

Luego de definir una audiencia, es momento de poner las manos a la obra. Y esta semana la comenzamos definiendo el desafío del proyecto, a partir de las ideas que tenga tu equipo.

Estas ideas son todas aquellas ideas de producto que estuvieron pensando cuando comenzaron con este proyecto de emprendimiento. Una idea puede ser "cambiar el mundo con una aplicación de trading de libros físicos" o "alterar el curso de la historia de las finanzas personales con una billetera virtual revolucionaria".

A partir de esas ideas que resuelven problemas puntuales, definimos los desafíos principales y objetivos a largo plazo del producto.

Luego, generamos posibles soluciones a esos desafíos y objetivos de forma colaborativa. En este punto aplicamos técnicas de sketching y storyboarding para visualizar las ideas.

El trabajo colaborativo finaliza con la selección de las soluciones, para comenzar a prototiparlas de forma visual. En este punto nos enfocamos en generar una fachada visual del producto real, para luego testearlo con potenciales usuarios alineados con nuestro Buyer Persona definido previamente.

Semanas 3 y 4: Iteración y construcción

Con el prototipo ya testeado y muchos aprendizajes involucrados, iteramos sobre el prototipo no solo generando una versión final del mismo, sino también mejorando aquellos puntos que surgieron a partir de los testeos.

Con el prototipo final, construimos el MVP y le damos forma para poder lanzarlo al mercado. Un MVP puede ser una simple landing page de conversión o una Progressive Web App.

Casos

Algunos proyectos en los que aplicamos estos procesos:

OpenHealth

Una app de seguimiento que surgió durante el contexto COVID19 con la necesidad de ayudar a los ciudadanos a transitar la pandemia.

Icono flecha hacia derecha Ver caso
FucerNet

Una plataforma enfocada en distribuir documentación normativa dentro del ámbito jurídico y registral.

Icono flecha hacia derecha Ver caso
CambioAR

Una web app para comprar y vender dólares de forma 100% digital

Icono flecha hacia derecha Ver caso